jueves, 26 de julio de 2007

Antecedentes

Cuando un ser humano no puede estudiar, se consolida un círculo de exclusión y marginalidad que afecta no sólo al individuo sino también a las personas que los rodean, quienes a su vez reproducen estos síntomas en la sociedad.
En las últimas décadas del siglo pasado, el Estado fue reduciendo progresivamente sus responsabilidades en la educación y específicamente, en la educación superior. Desde 1989 hasta 1998, la inversión realizada en educación superior en Venezuela, fue descendente, por recortes presupuestarios en todos los sectores del ámbito social y, en especial, como una estrategia para construir la viabilidad del proyecto de privatización de la educación superior.
Como consecuencia se produjo una amplia deuda social acumulada, pues la matrícula universitaria sufrió un estancamiento, favoreciendo la exclusión de los estudiantes provenientes de los sectores más pobres.
Diversos estudios coinciden en afirmar que el ingreso a la educación superior favoreció a los sectores con mayores ingresos, a la población de las grandes ciudades y a los estudiantes de los colegios privados. A la vez, la educación superior de gestión oficial disminuyó sensiblemente su participación a favor de la educación de gestión privada.
Desde 1999, el Gobierno Bolivariano está fortaleciendo el sistema educativo venezolano y haciendo realidad el ejercicio de la educación como derecho humano, por tanto ha sido necesario rescatar la iniciativa del Estado como garante de oportunidades educativas de calidad para todos, tal y como lo señala el artículo 102 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
Se ha revertido la tendencia de las últimas décadas a la disminución del presupuesto público dedicado a la educación, pasando del 3,2 % del PIB en 1998 al 4,6% en el año 2002, la cual es una proporción significativa en comparación con el conjunto de América Latina que destina en promedio 4,4% del PIB a la educación

3 comentarios:

Eglis Perez dijo...

que ridiculez dicen Usted Sres Mentira, de Misión Sucre que el profesional se gradúa en tres años como licd@s, si, son TSU porque yo estudie 3 años allí, y luego estudie 5 años y vi inges técnico 2 años, para ser Licenciad@

la mentira es un arma de doble filo,
y ella te lleva a ser y decir cosas
q te destruiran a ti, por tu propia lengua

Eglis Perez dijo...

que ridiculez dicen Usted Sres Mentira, de Misión Sucre que el profesional se gradúa en tres años como licd@s, si, son TSU porque yo estudie 3 años allí, y luego estudie 5 años y vi inges técnico 2 años, para ser Licenciad@

la mentira es un arma de doble filo,
y ella te lleva a ser y decir cosas
q te destruiran a ti, por tu propia lengua

Eglis Perez dijo...

que ridiculez dicen Usted Sres Mentira, de Misión Sucre que el profesional se gradúa en tres años como licd@s, si, son TSU porque yo estudie 3 años allí, y luego estudie 5 años y vi inges técnico 2 años, para ser Licenciad@

la mentira es un arma de doble filo,
y ella te lleva a ser y decir cosas
q te destruiran a ti, por tu propia lengua